sábado, 17 de agosto de 2019

Día 18 de Agosto de 2019. Domingo 20 del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Jeremías 38,4-6.8-10
  • Salmo responsorial
  • Hebreos 12,1-4
  • Lucas 12,49-53
     Las lecturas que escuchamos hoy pueden que nos choquen  contraríen. Alguna vez puede que hayamos escuchado el refrán: "diciendo verdades se pierden amistades". Por eso, cuántas veces, preferimos callar porque "en boca cerrada no entran moscas", y así no nos complicamos la vida. Y sin embargo la Palabra de Dios nos invita a ser auténticos y decir sí a lo que es sí, y no a lo que es no. Claro que eso de ser sinceros y auténticos puede traernos problemas, como le ocurrió a Jeremías, que por denunciar el desastre que le venía al pueblo por culpa de los dirigentes corruptos, estos decidieron darle muerte, pasaje del que nos habla la primera lectura. Por unos pelos se libro de la muerte.
      Y Jesús también anunció persecución a su discípulos, como perseguido fue él. Y esto ocurrió entonces, ha sucedido en los veinte siglos de historia del cristianismo , y está sucediendo en estos tiempos en que se percibe el cristianismo como  la religión más perseguida en el mundo.


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: VENGA TU FUEGO.

sábado, 10 de agosto de 2019

Día 11 de Agosto. Domingo 19 del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Sabiduría 18,6-9
  • Salmo responsorial
  • Hebreos 11,1-2.8-19
  • Lucas 12,32-48

      En la vida  encontramos personas de todo tipo: las hay que viven sin grandes planteamientos, sin otra preocupación que "ir tirando" y que los dejen en paz .Otras, por el contrario, tienen proyectos, se planean metas y ponen medios para conseguir aquello a lo que aspiran.
      Cristiana no es solo la persona que ha sido bautizada y nada más, sino que tiene un gran proyecto, regalo de Dios, al que Jesús llama "Reino de los cielos", centro de su predicación y actividad misionera; en consecuencia,  cristiana de verdad es la persona  que camina por la vida haciendo propios los valores y actitudes de Jesús, verificados en un estilo de vida semejante al de Jesús, maestro y Señor.
      Este regalo que nos hace Dios solo exige de nosotros fe y vigilancia. "Tened ceñida la cintura", una forma de decirnos: estar atentos y vigilantes siempre.
      Con las tres pequeñas parábolas en el evangelio de hoy nos explica cuál ha de ser la actitud y comportamiento  del que quiere ser y vivir como discípulo suyo. En definitiva, nos dice que cada uno realice su vocación concreta a la que ha sido llamado y sirva a los demás con buen corazón. Nos pide ser servidores de los demás, sabiendo que actuando así hacemos con seguridad  lo que Dios quiere  y espera de cada uno.


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: ADMINISTRAR FIELMENTE




sábado, 3 de agosto de 2019

Día 4 de Agosto de 2019. Domingo 18 del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Eclesiástico 1,2;221-23;
  • Salmo responsorial 89
  • Colosenses 3,1-5.9-11
  • Lc 12,13-21
       San Agustín, tras su conversión, llegó a descubrir la verdadera meta de su vida, que expresa  a modo de oración en "Las Confesiones": "nos has hecho para ti, Señor, y nuestro corazón permanece inquieto hasta que descanse en ti". Esta es la meta que debe descubrir cada creyente en Jesús, si quiere orientar bien sus pasos y ser feliz. El problema de muchas personas es que hacemos cosas y más cosas, pero no tenemos inquietud ni trabajamos  por la meta que Dios nos ha preparado, y nos deslizamos por otros caminos como la búsqueda de éxito o fama, tener más y más, la codicia del poder y del placer. Todo esto es pasajero con fecha de caducidad a corto plazo, como resumía el Eclesiástico en referencia a los bienes materiales: "Todo es vaciedad y nada más que vaciedad".
      ¿Qué nos llevaremos después de la muerte? Desde luego, bienes materiales, ninguno. Lo dice el Papa en tono irónico pero real: "Nunca he visto en un entierro que detrás del coche fúnebre vaya un camión de mudanzas".
      Los discípulos en Cristo creemos que Dios es Amor, como lo define San Juan. Por tanto, todo lo que tiene que ver con el amor, eso es lo que llevaremos al reino de Dios, como dijo Jesús: "Venid benditos de mi Padre, porque tuve hambre y me disteis de comer, estuve enfermo y me visitasteis, ...". En esto consiste el "hacerse ricos para Dios", y por eso mismo nos dice San Pablo: "Aspirad a los bienes d arriba, no a los de la tierra. Porque habéis muerto en Cristo y vuestra vida está escondida en Dios".


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: POSEER NO ES IGUAL A VIDA

domingo, 28 de julio de 2019

Día 28 de Julio de 2019. Domingo 17 de Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Génesis 18,20-32
  • Salmo responsorial 137
  • Colosenses 2, 12-14
  • Lucas 11,1-13
    Rezar no es algo que se lleve mucho en estos tiempos nuestros: ¡Cuantos niños de familias cristianas vienen a la catequesis y no saben rezar ni han rezado jamás! ¿Por qué? Seguramente porque lo que no ven en sus padres, no lo incorporan a su vida ni lo viven: "no lo han "mamado" en  familia.
    Los discípulos de Jesús admiran la regularidad e intensidad de la oración de Jesús, y le piden: "Señor, enséñanos a orar". Y Jesús les enseña el "Padrenuestro", invitando a orar como "hijos de Dios", y por tanto, con confianza, porque Dios es el Padre que sostiene nuestra existencia y sabe lo que necesitamos aún antes de que se lo pidamos.
    Rezar u orar no es repetir una y otra vez oraciones aprendidas  de memoria, sino que es una actitud y un deseo de comunicación con Dios, quien nos ama siempre y por encima de todo.
   Jesús nos enseña a orar con confianza y con sentido de fraternidad, por eso decimos "Padre" en plural, y oramos no sólo por "mí" sino por "nosotros". Y además no nos da cosas, sino que se nos da él mismo, como termina diciendo Jesús: "Dios dará su Espíritu Santo  a los que lo piden". Hay que pedirlo, y eso se hace en la oración.


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: PADRENUESTRO

sábado, 20 de julio de 2019

Día 21 de julio de 2019. Domingo 16 del Tiempo Ordinario

LECTURAS

  • Génesis 18,1-10a
  • Salmo responsorial 14
  • Colosenses 1, 24-28
  • Lucas 10,38-42
    Siempre estamos ocupados con diversas tareas de tipo doméstico profesional o de ocio, y siempre planificando otras nuevas, de modo que es recurrente la frase: "Tengo tantas cosas que hacer que no tengo tiempo...".
    Con esta excusa dejamos a Dios al margen. Y sin embargo debería ocupar en nuestra vida un lugar preferente porque Dios es tan fundamental para nuestra vida como necesario es estar conectados a la red eléctrica si no queremos estar a oscuras en casa y queremos que funcionen nuestros electrodomésticos. Decimos que el primer mandamiento es "amar a Dios sobre todas las cosas", pero con frecuencia no pasa a ser verdad en nuestra vida práctica.
    Nuestra vida y actividades pueden  convertirse en vacías o de simple entretenimiento, si dejamos de lado lo que Jesús  nos puede aportar de luz y de verdad, por lo que es necesario que nos sintamos discípulos, y como María de Betania ponernos a los pies del maestro, escuchar su palabra y dejarnos llenar de sentido por ella. Una ocasión es la Misa de cada domingo, donde el protagonista es Jesucristo quien nos invita a estar con él.
     Jesús nos advierte de un peligro en la vida cristiana: el activismo  en el quehacer diario que, por una parte, es necesario e imprescindible, como en el caso de Marta que se desvivía por servir a Jesús, pero que hay que compensar con la escucha de la palabra y con la oración, como hizo María a los pies de Jesús; por eso,  dijo Jesús: "Marta, Marta: andas inquieta por muchas cosas, y una sola es necesaria; María ha elegido la mejor parte, y no se le quitará".

LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: SENTADA A LOS PIES DEL SEÑOR.

jueves, 11 de julio de 2019

Día 14 de Julio de 2019. Domingo 15 del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Deuteronomio 30,10-14
  • Salmo responsorial 68
  • Colosenses 1, 15-20
  • Lucas 10, 25-37
    
       La parábola del buen samaritano nos enseña a cambiar  nuestra mentalidad, adoptando la lógica de Jesús, que no es otra que la caridad. Y por ello, debemos preguntarnos cuáles son los criterios de nuestra vida y cuáles los criterios  que Dios nos manifiesta en Jesucristo. 
       A Dios se le da culto no solo rezando, sino también sirviendo  a los demás, en especial a las personas que mas lo necesitan, como son las personas que se encuentran al borde del camino: los golpeados por la enfermedad, la soledad, la violencia, el hambre, las catástrofes materiales y las provocadas por  mano  humana, los desplazados por razón de la guerra y falta de medios, los perseguidos por la fe, los que no encuentran trabajo a pesar de buscarlo.
       En la parábola del evangelio de hoy desfilan tres personajes; dos pertenecientes al mundo  oficial del culto,  quienes pasaron de largo  respecto al hombre malherido sobre el camino; el otro un samaritano, despreciado por los judíos, y sin embargo, es quien se detiene, se conmueve y ayuda al hombre malherido. Apreciamos dos actitudes contrarios: la mirada indiferente y negligente del sacerdote y del levita, y la mirada atenta, compasiva y misericordiosa del samaritano.
      Si hemos entendido de verdad la parábola de Jesús, hoy nos dice a nosotros lo mismo que dijo al maestro de la Ley: "Anda, y haz tú lo mismo".


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: ÉRASE UNA VEZ UN HOMBRE BUENO.








sábado, 6 de julio de 2019

Día 7 de Julio. Domingo 14 del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Isaías 66, 10-14c
  • Salmo responsorial 65
  • Gálatas 6, 14-18
  • Lucas 10, 1-2.17-20
     Jesús implica a sus discípulos y los envía con el encargo de ser testigos de la buena noticia. De esto nos habla el evangelio de hoy con el envío de los 72 discípulos, el conjunto de quienes lo seguían.
      En el ambiente en donde vivimos hoy, cobra importancia la propuesta de Jesús: "La mies es abundante y los obreros pocos...Os envío como corderos en medio de lobos".
      Si estamos convencidos de la buena noticia  de Jesús: que Dios nos ofrece una vida de resucitados, en tal caso, no podemos guardar para nosotros algo de tanto valor y que va destinado a todos.
       Hoy, como entonces, Jesús nos envía, y no pensemos que es cosa del cura o de algunos a quienes les gusta la religión, sino que Jesús se dirige a todo cristiano, a ti y a mí,  para que seamos testigos del evangelio, y esto hay que hacerlo con palabras y obras.
       Ojalá nos sintamos  "discípulos misioneros" que cumplimos la tarea que el Señor nos confía, de modo que el próximo domingo podamos venir con la satisfacción  de haber cumplido nuestra misión, la misma que Jesús nos encarga hoy a cada uno de nosotros en el evangelio.

LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: LA MISIÓN NO HA TERMINADO