domingo, 19 de mayo de 2019

Día 19 de Mayo. Domingo 5º de Pascua


LECTURAS

  • Hechos de los Apóstoles 14, 21b-27
  • Salmo responsral 144
  • Apocalipsis 21, 1-5a
  • Juan 13,31-33a.34-35
       Frente a un mundo  que se asfixia por fata de respeto a la tierra y sus recursos, falta de respeto a las personas, a las que elimina cuando estorban, son alentadoras las palabras del Apocalipsis: "Vi un cielo nuevo y una tierra nueva. Esta es la morada de Dios entre los hombres...Dios estará con ellos y sera su Dios".
       Estas palabras se entienden desde la muerte y resurrección de Jesús, quien ha mostrado  que el amor tiene la última palabra y no la muerte, y por ello nos deja una consigna  y señal que identifica a sus discípulos: "Amaos unos a otros como yo os he amado".
      El amor de Jesús es un amor concreto y abierto a todos, con preferencia  por lo que no son noticia en los titulares de prensa ni destacan en la sociedad: los enfermos, pobres y niños. Hoy serían, con seguridad, los inmigrantes, los desplazados que huyen de la guerra, de la  violencia  y del hambre crónico, y que, con frecuencia, quedan atrapados entre fronteras, en tierra de nadie.
      El amor de Jesús es aquel que se pregunta qué le ocurrirá a cualquier ser humano  si no me ocupo de él, como ilustra tan bien la parábola del buen samaritano; es un amor gratuito y que  perdona como apreciamos en la parábola del hijo pródigo, o cuando Jesús, agonizando en la cruz, oró diciendo. "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen".
      El amor que nos propone Jesús es ir un poco más allá  de donde estamos, y de amar cada día un poco más y un poco mejor.

HOJA DOMINICAL DIOCESANA

Primeras Comuniones 18 Mayo 2019


lunes, 13 de mayo de 2019

Día 12 de Mayo de 2019. Domingo 4º de Pascua


LECTURAS

  • Hechos de los Apóstoles 13,14.43-52
  • Salmo responsorial 99
  • Apocalipsis 7,9.14b-17
  • Juan 10, 27-30

       La imagen del "buen Pastor" nos habla de un Dios que nos sana, que se hace cercano, nos busca y acompaña; un Dios que quiere nuestra felicidad, y por ello nos habla  y quiere que escuchemos su voz: "mis ovejas escuchan mi voz y yo les doy la vida eterna".
       Dios, por medio de Jesús nos dice cómo vivir en positivo  frente a todo todo tipo de males y muerte que encontramos en nuestro mundo; nos dice de actuar en positivo frente a lo negativo: estando cerca del enfermo, siendo solidarios con quienes carecen de lo más necesario, aproximándonos a quien vive sin esperanza alguna, sembrando paz mediante la escucha, el diálogo y perdón, dedicando nuestro tiempo a los demás desinteresadamente.
        Cantidad  de bautizados viven con cierta indiferencia ante el evangelio, si no olvido total; a muchísimos les parece que es perder el tiempo o les molesta, y dicen  que no va con los nuevos tiempos. El resultado es que corremos el peligro de vivir un cristianismo superficial, sin apenas incidencia en la vida real de cada día, pareciéndonos a quienes no escuchan la voz del pastor, en este caso, Jesús, que se hace presente por medio de la Iglesia, y que nos sigue repitiendo "como el Padre ne envió, así os envío yo". Estamos llamados a ser mediación de Jesucristo en favor de nuestros hermanos: ¿somos de verdad discípulos misioneros?


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: PASTORAL AL MODO DE JESÚS.

QUIERO VER: SIN MIEDO A NADA

HOJA DOMINICAL DIOCESANA


Primera Comunión 12 mayo 2019

sábado, 4 de mayo de 2019

Día 5 de mayo de 2019. Domingo 3º de Pascua


LECTURAS

  • Hechos de los Apóstoles 5, 27b-32.40b-41
  • Salmo responsorial 29
  • Apocalipsis 5, 11-14
  • Juan 21, 1-19
       El evangelio de hoy está cargado de simbolismos. No solo nos habla  de Jesús resucitado, quien toma la iniciativa de hacerse presente ante los discípulos, sino que se indica que bajo la guía de Jesús, el trabajo da  da su fruto, y por tanto,  si la Iglesia  no tiene  a Jesucristo como principio y fin de su ser y de  tarea en el mundo, en tal caso no puede ser sacramento  del Resucitado.
      Jesús sabe que la misión no es fácil, que muchas veces estamos a la intemperie bregando  en la noche y con vientos contrarios. Pero él nos acompaña con la fuerza del Espíritu, como nos dijo el domingo pasado: "Como el Padre me envió así os envío yo; recibid al Espíritu Santo".
      Hoy Jesús se hace presente para nosotros  en el encuentro dominical de la Eucaristía   alimentando nuestra fe con su Palabra y con el pan en la Comunión,  dándonos fuerza para  la misión, de modo que salgamos con las ganas de vivir en la calle lo que hemos celebrado en la iglesia, como hacían aquellos primeros cristianos, según Hechos, que no podían menos que compartir la buena nueva de la resurrección de Jesús, de la que eran testigos ellos y el Espíritu Santo.


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: ¿ME AMAS REALMENTE?

QUIERO VER: AUTÉNTICOS

HOJA DOMINICAL DIOCESANA

Primeras Comuniones, 4 de mayo de 2019

lunes, 29 de abril de 2019

Día 28 de Abril de 2019. Domingo 2º de Pascua


LECTURAS

  • Hechos 5,12-16
  • Salmo responsorial 117
  • Apocalipsis 1,9-11a.12-13.17-19
  • Juan 20,19-31
      Los discípulos de Jesús no creyeron a la primera el hecho de la resurrección del Señor: tenían muy grabada en su mente la crucifixión de Jesús para pensar en otra cosa más allá del sepulcro dónde lo habían colocado. De ahí que, tal vez,  le resultara a broma pesada lo que los compañeros dijeron a Tomás: "hemos visto al Señor".
      Y sin embargo fue la resurrección de Jesús lo que abrió las puertas y la mente a los discípulos, de modo que el silencio de Dios se rompió al ver al Señor. El silencio de Dios en la cruz no fue un abandono de su Hijo, sino que manifestó el respeto que Dios tiene a la libertad del ser humano, que respeta incluso  cuando comete aberraciones como fue la crucifixión entonces, o como recientemente fue el atentado terrorista del domingo de Pascua en varias iglesias y hoteles en Sri Lanka, donde murieon unas 350 personas, unos turistas, y 110 cristianos del lugar que celebraban la Fiesta de Pascua en varias iglesias,   y más de 500 heridos en dichos hoteles e iglesias.
      La resurrección de Jesús fue la respuesta de Dios confirmando aquellas palabras del Bautismo y de la Transfiguración: "Este es mi Hijo predilecto, escuchadle". Fue entonces cuando los discípulos comenzaron a entender lo que les había dicho Jesús, y es así cómo comenzó la Iglesia, el grupo de los reunidos por la fe en Jesucristo, fruto de la resurrección del Señor y del Espíritu Santo, dador de vida al grupo de los creyentes.
      El regalo de la resurrección de Jesús fue: la paz, el Espíritu Santo, el perdón de los pecados y la misión. Y hoy, también Jesús nos envía a vivir con alegría nuestra condición de cristianos: "discípulos misioneros".


LECTIO DIVINA DES LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: TOMÁS, DISCÍPULO.

PRIMERAS COMUNIONES
27 de mayo de 2019

domingo, 21 de abril de 2019

Día 21 de Abril de 2019. Domingo de Pascua



LECTURAS

  • Hechos de los Apóstoles 10,34a.37-43
  • Salmo responsorial 117
  • Colosenses 3,1-4
  • Juan 20,1-9
      Las palabras del apóstol Pedro en  Hechos nos indica cómo el hecho de la resurrección de Cristo cambió completamente la vida de los discípulos. Al que admiraban porque "pasó por el mundo haciendo el bien...", fue condenado como un delincuente, dejando a los discípulos  desconcertados, llenos de miedo y sin comprender nada. Todas las expectativas se fueron abajo. Sin embargo , la experiencia de Pascua, les abrió los ojos y el corazón y fue entonces cuando comprenden   que se ha cumplido todo lo que Jesús había anunciado de sí mismo, y aquella experiencia fuerte los convirtió den testigos  lanzados a contar públicamente  y sin miedo  todo lo referente a Jesús de Nazaret, 
       La resurrección fue la luz que  les permitió comprender, en primer lugar, el sentido de la vida de Jesús: lo que parecía un fracaso, la pasión y muerte,  no fue tal, pues no fue la última palabra ni el final.
       Y la resurrección de Cristo ilumina también nuestra vida, nuestras oscuridades: sufrimientos, limitaciones, males de este mundo, enfermedad y muerte, indicándonos que esas realidades no son la última palabra, porque Dios es el Dios de la vida, y pondrá fin a los resortes de  muerte, porque Dios es amor, y por ello nos llama a  vivir lo que esperamos.
       En Jesús tenemos el ejemplo, llamados como él a pasar por el mundo haciendo el bien, con la fe firme de saber que con el estamos llamados a pasar a la vida junto a Dios.


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: CRISTO, EL QUE VIVE

HOJA DOMINICAL DIOCESANA



sábado, 13 de abril de 2019

Día 14 de Abril de 2019. Domingo de Ramos

Entrada de Jesús en Jerusalén: Lucas 19,28-40

LECTURAS

  • Isaías 50, 4-7
  • Salmo responsorial 21
  • Filipenses 2, 6-11
  • Lucas 22,14-23.56
      Con el Domingo de Ramos abrimos la Semana Santa: La procesión de los ramos evoca la entrada de Jesús en Jerusalén donde es aclamado como el Enviado. Y la proclamación de la Pasión según san Lucas nos anticipa lo que serán las celebraciones centrales del Triduo Pascual:  nos relata  la Cena del Señor, que celebraremos el Jueves Santo tarde, abriendo así el Triduo Pascual, luego la pasión y muerte del Señor: arresto, proceso y crucifixión. La lectura evangélica termina diciendo  que "envolvieron el cuerpo de Jesús en una sábana y lo colocaron  en un sepulcro excavado en la roca. Era el día de la Preparación  de la Pascua judía y rayaba el sábado... Y el sábado guardaron reposo conforma al mandamiento".
     El relato de la resurrección lo dejamos para la noche del Sábado Santo en la Vigilia Pascual y Domingo de Pascua, culminación del Triduo Pascual, fundamento de nuestra fe cristiana y de la celebración del domingo como cristianos con la Eucaristía, memorial de la muerte y resurrección de Cristo.
    Hagamos un esfuerzo por participar en las celebraciones  del Triduo Pascual, en el que hacemos actual para nosotros, hoy, lo que sucedió históricamente y que nos narra la lectura de la Pasión y lecturas del día de Pascua. LO podemos hacer en nuestra parroquia , o allá donde estemos durante estos días, otras poblaciones. Hay tiempo para la celebración  y oración, y tiempo para el descanso y vacación.





HOJA DOMINICAL

¡FELIZ SEMANA SANTA!



    



domingo, 7 de abril de 2019

Día 7 de Abril de 2019. Domingo 5º de Cuaresma


LECTURAS 

  • Isaías 43, 16-21
  • Salmo responsorial 125
  • Filipenses 3, 8-14
  • Juan 8, 1-11
     La Palabra de Dios, es este domingo, nos invita a recorrer caminos que nos llevan a la vida. Así lo anunciaba Isaías al pueblo en el destierro Babilonia, recordando cómo Dios , antaño, liberó al pueblo de la esclavitud de Egipto y lo llevó a una tierra nueva, y  en el momento en que habla  le anuncia una nueva esperanza, y lo hace usando una imagen: "Abriré  un camino por el desierto, ríos en el yermo"; poco después, el rey Ciro permitía a los hijos de Israel volver a la tierra de los padres.
     También San Pablo nos anima a "correr" para alcanzar el premio que nos ha obtenido Cristo: la resurrección  de entre los muertos.
     Y Jesús, en el evangelio no solo le da la vida biológica a la mujer adúltera, amenazada de lapidación y muerte, sino que la perdona,  invitándola a que abandone el camino  de muerte como es el pecado, y emprenda el camino de la vida: "Anda, y en adelante no peques más".

  

LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: CULPABILIDAD DE TODOS

QUIERO VER: DIBUJANDO EL PERDÓN

HOJA DOMINICAL DIOCESANA



sábado, 30 de marzo de 2019

31 de Marzo. Domingo 4º de Cuaresma


LECTURAS

  • Josué 5,9a.10-14
  • Salmo responsorial 33
  • Segunda Corintios 5, 17-21
  • Lucas 15,1-3.11-32
    La parábola  del evangelio de hoy retrata perfectamente cómo es el corazón  de Dios y cómo el del ser humano, reflejado en los tres personajes de la parábola: el padre y los dos hijos.
    Siempre  nos hemos fijado en la historia del hijo menor que se marcha descaradamente de la casa paterna, con atrevida falta de respeto hacia el padre, muy liberal por otra parte, y por el desarrollo hacia el fracaso de la vida que emprende, sintiéndonos identificados con él porque muchas veces nosotros hacemos algo parecido con Dios.
    Pero realmente, Jesús cuenta la parábola  pensando en los que  le criticaban, diciendo: "Ese acoge a pecadores y come con ellos". Esos que criticaban a Jesús están retratado  en el hijo mayor que vive en la casa del padre, pero que se enfada al ver a su hermano de vuelta al hogar.
    Las dos partes del relato: lo referido al hijo menor que se marcha y vuelve, como  lo referido al hijo mayor que se queda, y  se niega a participar de la fiesta por la vuelta del hermano perdido y recuperado, muestran el amor del padre hacia cada uno de los hijos, mostrando que Dios es  padre misericordioso para todo hombre y mujer.

HOJA DOMINICAL DIOCESANA


domingo, 24 de marzo de 2019

24 de Marzo de 2019. Domingo 3º de Cuaresma


LECTURAS

  • Éxodo 3, 1-8a.13-15
  • Salmo responsorial 102
  • Primera Corintios 10,11-6.10-12
  • Lucas 13,1-9
     El Dios que se revela a Moisés no es un Dios impasible e insensible, sino un Dios que escucha el clamor del pueblo, al que saca de la esclavitud de Egipto. Aquel pueblo  que salió de Egipto experimentó a Dios como Dios misericordioso.
     Y sin embargo cuantas veces en el imaginario de muchos, incluido cristianos, se piensa en un Dios que castiga y premia, "premiador de buenos y castigador de malos." que decía el viejo catecismo de mi infancia.
    Esa es la pregunta que subyace en la pregunta que  hacen a Jesús  sobre la masacre de galileos ordenada por Pilato. La respuesta de Jesús es que Dios no procede así: "¿Pensáis que esos galileos era más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no...". Por tanto, no es cristiana la idea que Dios vigila como un policía y se cobra la multa castigando.
   Somos nosotros los que  nos castigamos a nosotros mismos. Por ello, añade Jesús: "Si no os convertís, todos pereceréis  de la misma manera", frase que quiere decir, más bien, : Si no procedemos de otra manera, entonces malogramos nuestra existencia.
     La parábola de la higuera es esclarecedora: Dios nos regala los medios para que crezcamos como personas, y nuestra tarea no es tanto hacer cosas cuanto tomar conciencia  de lo que es el verdadero ser y vivir esa realidad a tope. Según vivamos con responsabilidad o no, vamos encontrando  nuestro premio o castigo, que nos concedemos nosotros mismos. 


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: OS DIGO QUE NO.

QUIERO VER: SEGUNDA OPORTUNIDAD

sábado, 16 de marzo de 2019

Día 17 de Marzo. Domingo 2º de Cuaresma



DÍA DEL SEMINARIO



LECTURAS

  • Génesis 15, 5-12.17-18
  • Salmo responsorial 26
  • Filipenses 3, 17-4,1
  • Lucas 9,28b-36

      La Cuaresma nos invita a salir de " tu tierra", como dijo Dios a Abrahám. Para nosotros, "salir de tu tierra" es  abandonar la situación  en la que estamos instalados cómodamente, viviendo rutinariamente  el día a día;  es salir del caparazón   de nuestros egoísmos que, con frecuencia, hace  que nuestros ojos no vean y que nuestro corazón no sienta lo que pasa a nuestro alrededor, adoptando actitudes de indiferencia ante el que pasa necesidad, ajenos al que camina junto a nosotros; y también, sordos a la voz de Dios que nos llama porque nos quiere y nos asocia a su propia vida y alegría.
       Tres llamadas:  a Abrahán, al que  promete hacerle padre de un pueblo, y por ello la promesa de "una descendencia numerosa como las estrellas del cielo", y promesa de una tierra "entre el río de Egipto y el Gran río del Eúfrates".
       A San Pablo al que Jesús llamó, cambia de mentalidad y actitudes, y por ello anima a su querida comunidad de Filipos a que lo imiten como él imita a Jesucristo.
       Y Jesús que hace testigos de su transfiguración a sus tres discípulos más significativos, a los que les encarga, después de la resurrección, de ser testigos de lo que han contemplado en el monte.
       Hoy día, Jesús sigue haciendo su llamada y espera respuestas decididas y con alegría. Esto nos lo recuerda esta Jornada del  Día del Seminario, por lo que  la Iglesia nos invita a que sintamos el "Seminario,  misión de todos"; esto es, que oremos por las vocaciones, que creemos un ambiente propicio a las mismas, que las acojamos, las apoyemos y nos legremos porque alguno de nuestros jóvenes son llamados y responden con alegría a Jesús para servirlo en la Iglesia como sacerdotes, y para ello formarse según el modelo de Jesús el Buen Pastor, y esto se realiza en el Seminario. 
      Apoyemos con nuestra oración y colaboración económica la formación  de nuestros seminaristas..



LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: EL COMBATE POR LA LUZ

QUIERO VER: LA VOZ

HOJA DOMINICAL DIOCESANA


Los seminaristas en nuestra Parroquia:

 con niños de 3º de catequesis de iniciación cristiana



y con un grupo de Confirmación:








sábado, 9 de marzo de 2019

Día 10 de Marzo. Domingo Primero de Cuaresma.


LECTURAS

  • Deuteronomio 26,4-10
  • Salmo responsorial 90
  • Romanos 10,8-13
  • Lucas 4,1-13
     En días pasados, hemos podido contemplar desfiles llenos de colorido y música, disfraces y máscaras, como son los carnavales, fiestas populares que preceden a la Cuaresma.
     Podríamos darle la vuelta, y entender  a partir de estas imágenes qué es la Cuaresma. Es un camino para despojarnos de los disfraces y máscaras  que en el día a día vamos poniendo en nuestra vida y relaciones. Por tanto, la Cuaresma es un cambio en el que pasamos del disfraz, de lo externo y sobreañadido para llegar a lo interior. Es como el trabajo  de limpieza que se hace con una obra de arte cuando se restaura: se le quitan  las capas de suciedad o adherencias que el tiempo le ha echado encima ocultando lo auténtico, de modo que una vez restaurada, aparece la obra tal y como la creó su autor.
    La Cuaresma apunta a la Pascua, y en ella la renovación con más fuerza de nuestro compromiso  de seguir a Jesucristo, como haremos al renovar las promesas del bautismo, que debe ser un acto  que recoja las renuncias de todo aquello  que es contrario a la fe y contra lo que hemos luchado durante la Cuaresma, como se nos decía en la imposición de la ceniza. "Conviértete y cree en el Evangelio".

LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: CUARENTA DÍAS.


QUIERO VER: CAMINO DE TENTACIONES


HOJA DOMINICAL DIOCESANA

sábado, 2 de marzo de 2019

Día 3 de Marzo de 2019. Domingo 8º del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Eclesiástico 27,5-8
  • Salmo responsorial 91
  • 1ª Corintios 15,54-58
  • Lucas 6,39-45

    Jesús se dirige a sus discípulos, y por tanto, a nosotros, con una pregunta-proverbio: "Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? Todos entendemos el proverbio  y sabemos la respuesta.
    Un ciego fisiológico es una persona que no puede ver, que no ve la luz. LLevado el proverbio al plano espiritual  que es  en el que habla Jesús, significa que un ciego es el que no contempla la luz de Cristo, y por tanto, es incapaz de ver las realidades a la luz de Cristo.
    Por desgracia, son muchos los bautizados  que no tienen la luz de Cristo, bien porque la han perdido, bien porque no la han cultivado, de modo que aunque fueron iluminados, sin embargo, se han convertido en "miopes profundos" o con "cataratas" desde el punto de vista espiritual, porque de hecho no tiene una visión cristiana de la realidad. Son bautizados, pero como si no lo fueran, especie de "ciegos espirituales".
    Las palabras de Jesús nos indican  que el evangelio es para ser vivido. Y eso nos lo dice con otro proverbio: "No hay árbol bueno que dé fruto malo. Y no hay  árbol malo que dé fruto bueno. Con este juego de  palabras, Jesús nos dice que Dios nos ha hacho "árbol bueno", o como decía San Pablo: "hemos sido injertados en Cristo". Nuestras palabras y acciones son manifestación de los que somos, y la vida de los que seguimos a Jesús  se manifiesta, no tanto por los buenos deseos, cuanto por las actitudes  y actos concretos de nuestra vida de cada día.


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: POR SU FRUTO SE CONOCE CADA ÁRBOL

sábado, 23 de febrero de 2019

Día 24 de Febrero de 2019.Domingo 7º del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • 1 Samuel 26,2.7-9.12-13.22-23
  • Salmo 102
  • 1 Corintios 15,45-49
  • Lucas  6,27-38

     Leyendo el evangelio de hoy parece  como que Jesús nos pide lo imposible, algo contrario a la mentalidad imperante, que todo lo arregla  con la venganza, devolviendo mal por mal y haciendo  bien solo  a quien nos hace bien. Y sin embargo, Jesús, dirigiéndose a sus discípulos resume en una regla de oro su mensaje: "Tratad a los demás como queréis que os traten a vosotros mismos", al tiempo que propone actitudes prácticas concretas, que de ponerlas en práctica cómo cambiaría nuestro mundo, nuestras familias,nuestras ciudades y parroquias: "Amad a vuestros  enemigos; haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os calumnian".
     El evangelio no nos pide que broten sentimientos de afecto hacia quienes nos hacen daño, porque es normal  que no aparezcan tales sentimientos; lo que nos pide  es una conducta en la que intentemos no responder al mal con el mal; y si llega la ocasión y tenemos coraje, responder haciendo el bien. Se nos invita a no responder con la misma moneda, porque entonces nos ponemos a su misma altura de vileza e injusticia.
   Y Jesús motiva este proceder  imitando la  forma de ser de  Dios: "sed misericordioso como vuestro Padre del cielo es misericordioso".



LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: AMAOS SIN MEDIDA

QUIERO VER: AMAR AL DIFERENTE


HOJA DOMINICAL DIOCESANA


sábado, 16 de febrero de 2019

Día 17 de febrero de 2019. Domingo 6º del Tiempo Ordinario

LECTURAS

  • Jeremías 17, 5-8
  • Salmo responsorial 1,1-2.3. 4. 6
  • 1ª Corintios 15, 12-16-20
  • Lucas 6, 17.20-26

      El pasaje de las bienaventuranzas nos resulta difícil de  entender porque invierte  radicalmente nuestra escala de valores, ya que la lógica humana busca lo pragmático, el beneficio y la comodidad. ¿Puede ser feliz el pobre, el que llora, el que sufre, el oprimido y perseguido? Pues bien, Jesús dice "Dichosos los pobres porque de ellos es el Reino de los cielos". No es dichoso por su pobreza, sino porque él no es causa de  que otro sufra. Y no será dichosos, un rico, aunque se diga que  es "pobre de espíritu", si no cambia su actitud egoísta para con los demás.
      Lo que el evangelio nos pide  no es renunciar a las riquezas para ganar un puesto en el cielo, sino que nos pide renunciar a  ser causa  de sufrimiento para los demás. El evangelio no es un sí de Dios a la pobreza y al sufrimiento sino  un "no" rotundo a las situaciones  de injusticia y opresión.
      Siempre que actuamos desde el egoísmo damos pie a situaciones de injusticia, y siempre que impedimos que el otro crezca, lo estamos tratando injustamente.
    Las bienaventuranzas son la "prueba del algodón" de cristiano; por ello,  el evangelio nos dice  ¡cuidado  con ser ajenos a lo que ocurre a los demás!




HOJA DOMINICAL DIOCESANA

sábado, 9 de febrero de 2019

10 de Febrero de 2019. Domingo 5º del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Isaías 6,1-2a.3-8
  • Salmo responsorial 137
  • 1 Corintios 15, 1-11
  • Lucas 5, 1-11
       Jesús, en su nueva ciudad, Cafarnaún, junto al lago de Galilea, encuentra corazones bien dispuestos, un grupo de pescadores, entre quien destaca un tal Simón, al parecer patrón y líder de aquellos pescadores.
       Como salta a la vista en las lecturas de hoy, la llamada es la palabra dominante: Dios que llama a Isaías, Jesús que llama a Simón y compañeros, Jesús que llama a Pablo. Todas estas personas son cautivadas por quien los llama, sintiendo al mismo tiempo miedo, porque se sienten pecadoras e indignas de la misión para la que se les llama.
      Ante la orden  de Jesús: "Rema mar adentro...", Simón y compañeros, confiando en las palabras de Jesús, echan las redes, y contra lo que les dicta su experiencia, obtienen un resultado óptimo. Jesús los llama a seguirlo, y éstos  abandonan lo que era su faena habitual se convierten en sus discípulos, dedicando todas sus fuerzas a anunciar continuar la misión de Jesús: "Id al mundo entero y anunciad la Buena Nueva, bautizando al que crea y enseñando lo que yo os he mandado".

HOJA DOMINICAL DIOCESANA 



martes, 5 de febrero de 2019

3 de Febrero de 2019. Domingo 4º del Tiempo Ordinario


LECTURAS

  • Jeremías 1,4-5.17-19
  • Salmo responsorial 70
  • 1 Corintios 12,31-13,13
  • Lucas 4,21-30
       A los de Nazaret les pareció pretencioso lo que dijo Jesús aplicándose a sí mismo las palabras  de Isaías, anunciando que "el venía a anunciar la Buena Nueva de Dios a los pobres, liberar a los oprimidos, anunciar el año de gracia  (perdón) de Dios". De ahí la pregunta que se hacen sus paisanos: "Pero no es este el hijo de José, el artesano?" Los de Nazaret , como los demás judíos esperaban un Mesías espectacular, y no les pasaba por la cabeza que uno de sus vecinos fuera el "Ungido". Se enfadaron y quisieron despeñarlo, "pero Jesús se abrió camino entre ellos y siguió su camino".
        Sin duda que este episodio es un anticipo de lo que sera la pasión y muerte. Jesús superó aquella dificultad y otras muchas que se le presentaron en la vida, y sobre todo, venció el gran obstáculo de la muerte resucitando de entre los muertos.
Jesús es el Mesías que realzó su misión, no de forma espectacular, sino en medio de obstáculos que va venciendo, abriéndose camino, siempre en fidelidad al proyecto de Dios.

LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: ASUMIR EL RECHAZO.

HOJA DOMINICAL DIOCESANA


sábado, 26 de enero de 2019

27 de Enero de 2019. Domingo 3º del Tiempo Ordinario

DOMINGO DE LA INFANCIA MISIONERA



LECTURAS

  • Nehemías 8,2-4a. 5-6.8-10
  • Salmo responsorial 18
  • 1 Corintios 12,12-30
  • Lucas 1,1-4;4,14-21

     "Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír", dijo Jesús en la sinagoga de Nazaret. Con estas palabras, Jesús indicaba a sus paisanos que  la profecía de Isaías se cumplía en su propia persona: él era el "ungido" de Dios, el Mesías.
      A las promesas del viejo profeta, Jesús contrapone  los hechos: "Hoy se cumple esta Escritura". Toda la Biblia  está basada  en que Dios  quiere nuestra liberación porque nos ha dotado  de lo necesario para ser libres. Somos nosotros los que nos hacemos esclavos a nosotros mismos, cuando procedemos con desidia, pereza, o dejándonos llevar de los vicios; y esclavizamos a los demás cuando  les damos un trato injusto. Dios quiere que actuemos en consecuencia, luchando por liberarnos de ataduras. Por desgracia, pensamos que es Dios quien tiene que sacarnos las "castañas del fuego", como si se tratara de un "socorrista" de playa o piscina.
      ¿Cómo hacer para liberarnos de las opresiones que nos atan? Nos lo dice el evangelio: "Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu", que es Dios. Del mismo modo, Dios nos capacita  para cumplir nuestra misión como seres humanos.  En el Bautismo y Confirmación fuimos ungidos por el Espíritu y por tanto capacitados para caminar como hijos y amigos de Dios, colaboradores de Jesús, "discípulos misioneros".


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: ESCUCHAR HOY LA PALABRA.

QUIERO VER: MENSAJES PARA TI Y PARA OTROS

HOJA DOMINICAL DIOCESANA


Jornadas mundiales de la Juventud en Panamá. 2019


lunes, 21 de enero de 2019

20 de enero de 2019. Domingo 2º del Tiempo Ordinario

LECTURAS

  • Isaías 62,1-5
  • Salmo responsorial 95
  • 1 Corintios 12,4-11
  • Juan 2, 1-11

      Es la tercera manifestación de Jesús, después de la Navidad y del Bautismo. Así lo dice el evangelista Juan, después que  ofreciera  el buen vino a unos novios: "Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó  sus signos, manifestó  su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él".
     El gran signo de Caná es que Jesús es el vino nuevo y bueno que trae un sentido nuevo a la vida, llenando  de alegría el corazón humano. Así lo manifestará al final de su vida histórica cuando pide a los discípulos que permanezcan en su amor y terminó diciendo: "os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud".
     Si a Jesús le dejamos entrar en nuestra vida, entonces ésta tendrá un sentido nuevo y profundo; pero hace falta que le dejemos entrar haciendo lo que él nos dice como aquellos sirvientes de Caná que pusieron manos a la obra tras las palabras de Jesús, y el resultado fue el vino nuevo, mejor que el primero.


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: TODO LO HACE NUEVO

HOJA DOMINICAL DIOCESANA


sábado, 12 de enero de 2019

13 de Enero de 2019. Fiesta del Bautismo del Señor

LECTURAS

  • Isaías 40, 1-5.9-11
  • Salmo responsorial 103
  • Tito 2,11-14;3,4-7
  • Lucas 3, 15-16.21-22


    Tras muchos años de anonimato, viviendo en el  silencio de la vida ordinaria en el pueblo donde se crió y vivía su familia, Nazaret, Jesús, como tantos otros compatriotas, se acercó a  escuchar la predicación de Juan Bautista, reconocido como profeta, que predicaba con fuerza llamando a la conversión, a los que bautizaba en el Jordán.
     Jesús, como uno más,  también se puso en la fila y se dejó bautizar por Juan, siendo cuando "mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo y vino una voz del cielo: "Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto". Con estas palabras se nos muestra cual es la identidad y misión de Jesús, afirmando que Jesús  es el ungido del Padre como Mesías. Y que es un Mesías en la linea, indicada por Isaías: "Siervo de Dios" o siervo sufriente en favor de los demás.
     Por el bautismo somos "injertados en Cristo", y en consecuencia, somos "hijos de Dios por adopción" y ungidos por el Espíritu de Dios para que nuestra vida se parezca a la de Jesús, de quien dijo el apóstol Pedro que "pasó haciendo el bien, y curando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él".


LECTIO DIVINA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ROQUE DE HELLÍN: ALEGRÍA DE SER HIJO



QUIERO VER: ELEGIDO-BAUTISMO